Rossana López León

Rossana es puertorriqueña de Cayey

Senadora por acumulación actualmente y portavoz alterna de la mayoría en el Senado de Puerto Rico, allí ha desarrollado la obra legislativa más abarcadora. Sobre 170 medidas de alto impacto, 125 son de su autoría y decenas de leyes en temas como: desarrollo económico, seguridad alimentaria, agricultura, educación, educación especial, salud, salud mental, edad avanzada, personas con diversidad funcional, calidad ambiental, turismo, autonomía municipal, obras públicas, derechos de la mujer, recreación y deportes y trata humana, entre otras.

Nació el día 6 de marzo de 1969 en una familia donde es la cuarta de cinco, tres hermanos y una hermana. Sus padres son el señor Norberto López Meléndez y su madre la señora Carmen León Ramos. Los abuelos de Rossana, todos, fueron parte esencial de su desarrollo. Como cayeyana, lleva siempre su pueblo en el corazón. Toda su vida se ha destacado por su sensibilidad, liderazgo y amor por la vida en el servicio a otros.

Líder innata. Fue así que presidió sus clases en las escuelas secundaria y superior. Siempre fue una estudiante decidida, sacrificada y con hambre del saber para obtener sus metas.  Fue estudiante del cuadro de honor durante su escuela superior. Por sus ansias para ayudar a otros, antes de empezar estudios universitarios, estuvo como misionera en República Dominicana donde afirmó que la vida es humanismo y solidez en valores.

Rossana López León realizó sus estudios universitarios en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Cayey. Allí obtuvo su bachillerato en psicología y fundó el Cuerpo de Voluntarios del Hospital Menonita del mismo municipio, con el apoyo de esta institución, desarrolló el primer vídeo educativo sobre la población de edad avanzada en Puerto Rico. Sus inicios en el servicio público, sumado a experiencias como estudiante de intercambio en universidades norteamericanas le hicieron merecedora de la medalla del Gobernador ofrecida por la Oficina para Asuntos de la Juventud del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Posteriormente, cursó estudios de maestría en el estado de Virginia siendo la primera puertorriqueña becada y graduada de Gerontología. El estudio de las personas de edad avanzada, con una especialización en administración la colocan entre los pocos expertos en la materia en Puerto Rico.

En su ruta ascendente formó parte de la facultad del Recinto de Ciencias Médicas, desde donde fue nombrada por la ex Gobernadora, honorable Sila María Calderón, como directora ejecutiva de la Oficina de la Gobernadora para Asuntos de la Vejez, la primera Procuradora de las Personas de Edad Avanzada.

Por su destacada labor como defensora de las personas que construyeron el Puerto Rico de hoy, la Organización de las Naciones Unidas la invitó a formar parte del Plan de Envejecimiento Mundial. El 28 de junio de 2011 la administración gubernamental de turno, señalada por sus continuas violaciones a los derechos civiles, eliminó la Procuraduría de las Personas de Edad Avanzada. Luego de un tiempo de reflexión junto a su familia, Rossana López León volvió a levantar su voz a favor de los más débiles y anunció su aspiración al Senado de Puerto Rico. Prometió desde allí continuar sirviendo a su pueblo. Su misión, por encima de todo era y continúa siendo devolverle a su país la confianza en sus instituciones gubernamentales, estableciendo una filosofía de servicios de primera como logró en la Procuraduría de Personas de Edad Avanzada.

El 6 de noviembre de 2012 su pueblo la respalda; resultó electa con más de 170 mil votos. Así juramentó como Senadora por Acumulación al Senado de Puerto Rico y desde entonces se desempeña como Portavoz Alterna de la Mayoría Parlamentaria y Presidenta de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana, Seguridad Social, Procuradurías y Familia.

Puerto Rico es testigo de su historia, su eficiencia, sensibilidad y voluntad. Con la verdad siempre por delante y unos valores humanos inquebrantables ha vencido el atropello y la intimidación. Así permitió que servicios innegables continuarán llegando a los más desventajados, nuestras personas de edad avanzada, los constructores del Puerto Rico de hoy. Y con esta base es que continuará sirviendo a la familia puertorriqueña desde un Senado de Acción Popular.